¿COMO INFLUYE LA MÚSICA CRISTIANA EN LA SOCIEDAD?

¿COMO INFLUYE LA MÚSICA CRISTIANA EN LA SOCIEDAD?

¿COMO INFLUYE LA MÚSICA CRISTIANA EN LA SOCIEDAD?

Se llama música cristiana a la música dedicada a Jesucristo. El término engloba la gran diversidad de estilos musicales cuyo contenido o motivación principal es la fe cristiana, y que además suele predicar o profetizar mensajes bíblicos.

Se ha compuesto durante los últimos dos mil años aproximadamente, para expresar de manera tanto personal como comunitaria las creencias con respecto a la vida cristiana y la fe en Dios.

La música cristiana tiene su origen exactamente idéntico al de LA religión cristiana; el cristianismo adoptó la música, con características particulares, como una forma más de ceremonia litúrgica. La música cristiana nació como una oración cantada, cargada de devoción ("el que canta, ora dos veces" diría San Agustín).  

De la música cristiana antigua, esto es anterior a la edad media, no se conoce autor, esto en razón de que su único objetivo era configurarse en una plegaria y no en una obra artística. La música cristiana conoció a lo largo de su existencia una cantidad enorme de géneros.

La música cristiana, como la música en sí, tiene el poder de generar un clima, un ambiente donde el mensaje penetra con mayor profundidad. Esta música cristiana está dirigida, de manera proselitista, hacia los jóvenes.

Grandes autores de fama internacional como Juan Luis Guerra, Ricardo Montaner, Yuri, etc., se han sumado a las filas de la música cristiana incorporando en sus letras el mensaje de Dios. La música invade la vida de las personas; es una compañera en los momentos de soledad, ameniza los encuentros, es fuente de sosiego, de alegría; la música cristiana es un bálsamo, una luz para el alma. La música cristiana es un canal inigualable que sirve para dar testimonio de una vida transformada por Cristo o puede hablar de enseñanzas de la Biblia. Los géneros de este tipo de música son diversos como: góspel, alabanza y adoración, pop rock, rock alternativo, salsa, cumbia, reggaetón, reggae, merengue, bachata, balada, folklor y otros. La mayoría de éstos provienen del ámbito secular. La música secular era considerada en el pasado, una herramienta usada para propósitos malvados. La música sacra o litúrgica era la única aceptada en el ámbito cristiano. Sin embargo, hoy en día se considera que la música no es intrínsecamente mala.